Lecturas Domingo de Ramos de la Pasión del Señor – Ciclo C – Año 2013


Color  Rojo –  Semana Segunda

Estas son las lecturas que se oirán en la misa de este domingo 24 de marzo de 2013.

Proseción: Lucas 19,28-40 Bendito el que viene como rey.
Primera: Isaías 50,4-7 El Señor me ha abierto el oído, y yo no me he resistido ni me he echado atrás.
Salmo: 21,8-9.17-24 Dios mío, Dios mío, ¿Porqué me has abandonado?
Segunda: Filipenses 2,6-11 Se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo y se hizo semejante a los hombres.
Evangelio: Lucas 22,14-23.56 Verdaderamente este hombre era justo.

Jesús muere en la cruz - SEMUREL Servicio Musical Religioso

Jesús muere en la cruz

Jesús entra en Jerusalén con aclamaciones y signos mesiánicos  Él mismo quiere cumplir la profecía y montar un pollino, antigua cabalgadura de los reyes de Israel. Él es el verdadero y esperado hijo de David. Jesús es también, el siervo sufriente anunciado por Isaías, el que viene a decir al abatido una palabra de aliento, el que va a dar la cara por los pobres y hulillados de Israel hasta el punto de «pasar por uno de tantos» sometiéndose a la muerte mas humillante, la cruz. Así, entramos en el proceso de la pasión, conscientes de que la muerte de Jesús (ser el Hijo de David) es nuestra entrega sin límites, hasta las últimas consecuencias del amor, en fidelidad y comunión con el Padre.

Material de consulta (reflexiones, lecturas y cantos para la misa), busca hacia el lado derecho la sección “Recomendados”. 
Comentarios y sugerencias en nuestra página de contacto.

Acerca de semurel

Músicos para celebraciones religiosas. Acompañamiento con músicos para celebraciones litúrgicas como misas de réquiem y acción de gracias, matrimonios, etc., en Iglesias, Hogares, Cementerios o en algún lugar que esté aprobado para la celebración. semurel.wordpress.com/contacto Ver todas las entradas de semurel

4 responses to “Lecturas Domingo de Ramos de la Pasión del Señor – Ciclo C – Año 2013

  • Eduardo Z. Hunt

    Si Jesús junto con el Israel peregrino sube hacia Jerusalén, es para celebrar con Israel la Pascua: el memorial de la liberación de Israel, memorial que al mismo tiempo siempre es esperanza de la libertad definitiva, que Dios dará. Y Jesús va hacia esta fiesta consciente de que él mismo es el Cordero en el que se cumplirá lo que dice al respecto el libro del Éxodo: un cordero sin defecto, macho, que al ocaso, ante los ojos de los hijos de Israel, es inmolado “como rito perenne” (cf. Ex 12, 5-6.14). Y, por último, Jesús sabe que su camino irá más allá: no acabará en la cruz. Sabe que su camino rasgará el velo entre este mundo y el mundo de Dios; que él subirá hasta el trono de Dios y reconciliará a Dios y al hombre en su cuerpo. Sabe que su cuerpo resucitado será el nuevo sacrificio y el nuevo Templo; que en torno a él, con los ángeles y los santos, se formará la nueva Jerusalén que está en el cielo y, sin embargo, también ya en la tierra, porque con su pasión él abrió la frontera entre cielo y tierra. Su camino lleva más allá de la cima del monte del Templo, hasta la altura de Dios mismo: esta es la gran subida a la cual nos invita a todos. Él permanece siempre con nosotros en la tierra y ya ha llegado a Dios; él nos guía en la tierra y más allá de la tierra.

    Me gusta

  • Angel Hamilton

    Los caminos de la libertad. Las lecturas presentan tres personajes y tres caminos: El profeta anuncia al pueblo de Dios el retorno a su tierra; la mujer que comienza una nueva vida y Pablo que tiene fijos sus ojos en llegar a la meta. Dios por el profeta Isaías promete abrir un nuevo camino para que su pueblo vuelva a su patria. Otra vez quiere liberar a su pueblo de la esclavitud (1 Lect.). Presentan a Jesús una mujer pecadora y el Maestro la perdona y la libera del pecado (Ev.). Pablo recuerda su pasado para reafirmarse en el nuevo camino emprendido y fija sus ojos en la meta hacia la cual corre decidido (2 Lect.).

    Me gusta

  • Lon G. Cobb

    Si Jesús junto con el Israel peregrino sube hacia Jerusalén, es para celebrar con Israel la Pascua: el memorial de la liberación de Israel, memorial que al mismo tiempo siempre es esperanza de la libertad definitiva, que Dios dará. Y Jesús va hacia esta fiesta consciente de que él mismo es el Cordero en el que se cumplirá lo que dice al respecto el libro del Éxodo: un cordero sin defecto, macho, que al ocaso, ante los ojos de los hijos de Israel, es inmolado “como rito perenne” (cf. Ex 12, 5-6.14). Y, por último, Jesús sabe que su camino irá más allá: no acabará en la cruz. Sabe que su camino rasgará el velo entre este mundo y el mundo de Dios; que él subirá hasta el trono de Dios y reconciliará a Dios y al hombre en su cuerpo. Sabe que su cuerpo resucitado será el nuevo sacrificio y el nuevo Templo; que en torno a él, con los ángeles y los santos, se formará la nueva Jerusalén que está en el cielo y, sin embargo, también ya en la tierra, porque con su pasión él abrió la frontera entre cielo y tierra. Su camino lleva más allá de la cima del monte del Templo, hasta la altura de Dios mismo: esta es la gran subida a la cual nos invita a todos. Él permanece siempre con nosotros en la tierra y ya ha llegado a Dios; él nos guía en la tierra y más allá de la tierra.

    Me gusta

  • Bitacoras.com

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Color  Rojo –  Semana Segunda Estas son las lecturas que se oirán en la misa de este domingo 24 de marzo de 2013. Proseción: Lucas 19,28-40 Bendito el que viene como rey. Primera: Isaías 50,4-7 El Señor me ha abierto el oído,…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: